lunes, 16 de marzo de 2009

Al Final del Arcoiris



Como un prodigio, la fortuna de estar ahí tras la urgente impaciencia de una prolongada espera, el silencio se hizo dicha antes de que el reloj marcara las diez en el Foro Sol: 

Radiohead


El Principio...

Vayamos por partes. Es bien sabido que al que madruga, Dios lo ayuda. Con todo y la consigna de que le pongan a uno la etiqueta de grupie sin remedio, no hay mejor previsión que llegar con horas de anticipación al concierto y hacerse de tripas corazón a la hora de buscar lugar, pues siempre hay uno más vivo que le gana a uno el lugar de ensueño. 

Era de esperarse también la estampida de vendedores de ocasión que proveen hasta al más incauto de su playerita del recuerdo, la cerveza más barata antes de entrar o el boleto encarecido para el infortunado que no encontró a la buena. Ya adentro, los más afortunados estuvimos a no más de veinte metros en la zona general A y hasta tiempo hubo de echarle ojo a la Original Merchandise e imaginarse pagando una onerosa cantidad de pasta por una playerita finamente estampada en Hail to the Thief.


El Preludio...

Seleccionado ya la butaca invisible para el espectáculo, lo que sigue es esperar. A las cinco y media de la tarde había una angustia de lluvia en las nubes que apenas alcanzaron a amenazar a los que llegaban. A final de cuentas fuimos más afortunados los fervientes asisitentes dominicales a la ceremonia musical que los que tuvieron la desdicha de asisitir en lunes de asueto al concierto.

Los más humedecimos el gaznate y preparamos la voz con un generoso vaso de cerveza, un refresco o cualquier cosa bebible mientras dejábamos correr el tiempo. Hubo quien se echó un prolongado coyotito reparador para agarrar fuerzas, unos más capturaban el instante en fotografías. 

Llegada la hora, Kraftwerk emprendió el viaje con calma: cuatro individuos con laptops empequeñecidos ante la vastedad de escenario y de público.


 Kraftwerk


How Come I End Up Where I started...

Ya desde que el staff preparaba con sumo cuidado el escenario, se dejaba entrever con disimulo el deliete ulterior. Las luces se apagaron y lo siguiente fue ver a Thom Yorke saludar efusivamente a la euforia asistente y el feliz inicio de 15 Step. El ímpetu colmó los rostros satisfechos.


Una visión excelente del escenario

1. 15 Step (Obertura Mágica)
2. Airbag (Ovación perfecta del Ok Computer para la noche)
3. There There (Como un accidente a punto de suceder)
4. All I Need (Piano evocando melancolías)
5. Nude (Perfecta ejecución vocal)
6. Weird Fishes/Arpeggi
7. The Gloaming
8. National Anthem
9. Faust Arp (Y la risa emanó de la nada)
10. No surprises (They don't speak for us)
11. Kigsaw Falling Into Place
12. Lucku
13. Reckoner (Dedicated to all Human Being)
14. Optimistic
15. Idioteque
16. Fake Plastic Trees (If I should be who you wanted... enternecedor al tuétano)
17. Bodysnatchers (I have no idea what are you talking about!)

Encore 1:
18. Videotape
19. Paranoid Android
20. House of Cards
21. My Iron Lung
22. Steet Spirit (Fade Out)

Encore 2: 
23. Pyramid Song (Mi mejor canción: Black-eyed angels swam with me...)
24. Just
25. Everything in it's right place 

Todo en perfecta sincronía, todo en armonioso acomodo.

Quienes esperaron 15 años para el retorno, o para quienes no cabían de emoción desde que se hicieron de entradas, este concierto fue el tesoro al final del arcoiris. La dicha al fin de que nada de lo sucedido tuvo fin.

3 comentarios:

Oscar Miyamoto dijo...

DICEN QUE NO PUEDES CONOCER LO QUE NO AMAS,Y TÚ (MÁS CLARO IMPOSIBLE) SABES CÓMO ESCRIBIR. UNA VEZ MÁS TE MANDO MI APLAUSO POR TAN BUEN TEXTO. LÁSTIMA QUE RADIOHEAD NO SEA DE MIS FAVORITOS, SEGURO ME HUBIERA GUSTADO EL CONCIERTO XD.

LLEGASTE FELIZ A LA FES ARAGÁN JEJE, RADIOHEAD TE HACE BIEN.

NOS VEMOS NIÑA.

Joyrider dijo...

Gran setlist. No soy taaan fan, pero tocaron casi todas mis favoritas. Qué concierto!

Kyuuketsuki dijo...

Radiohead es un gran grupo. Yo también fui a su primer concierto. Los que no son grandes son sus fans; con esa pose horrible de oigo-radiohead-desde-el-kinder-odio-a-creep; maldición, yo creo que si no voy a otro concierto de ellos será por su culpa. Socarrones